Los mejores destinos para practicar deportes extremos en México

La mayoría de las personas esperamos con ansias ese momento del año en que llegamos a casa, buscamos en el armario y sacamos esa maleta vieja que ya parece estar sacando polvo: nos estamos preparando para irnos de vacaciones y darnos un merecido descanso.

Asimismo, existen aquellos que prefieren tomar un bolso, echarle un poco de ropa y armarse con una tabla de surf o algún otro equipamiento, aquellos para los que el concepto de descanso no es lo común. Si amas los deportes extremos y en tus vacaciones siempre los contemplas, entonces perteneces a ese grupo.

Revisemos algunos de los mejores destinos para practicar deportes extremos en México.

Cuernavaca y su diversidad

En el Estado de Morelos, Cuernavaca se convierte en un escenario perfecto para los amantes de la naturaleza: montañas, bosques y áreas verdes por doquier. Si a eso le sumamos el espíritu aventurero, entonces nos encontramos con la postal perfecta de los deportes extremos en México.

Actividades usuales en Cuernavaca son el trekking (tanto de senderismo como en alta montaña), el paracaidismo desde el Cerro del Tepozteco y la espeleología, esta última consistente en cavidades subterráneas o cuevas naturales, bien a través de caminatas, bien sumergiéndose en fosas acuáticas, como el laberinto de piedra en las cavernas de Agua Brava y el río subterráneo Chontalcoatlán.

La cosmopolita Playa de Zicatela

No cuenta como deporte extremo si no se siente la adrenalina del peligro: en la Playa de Zicatela de Puerto Escondido, en el estado de Oaxaca, nos encontraremos con algunas de las olas más extremas del planeta (de hasta 6 metros), torneos de clase internacional y sufistas de todas partes del mundo.

Con alrededor de 100 metros de ancho y unos 4 kilómetros de largo, la Playa de Zicatela ofrece un clima tibio y hospitalario. Si bien el nado recreativo no se recomienda para esta playa, sin duda se puede aprovechar su tremenda extensión para otro tipo de deportes, como el volleyball o aprovechar su extensión para salir a correr.

Los mil y un deportes en San Luis Potosí

En la zona central del país, San Luis Potosí es un nido de deportes extremos en México. El kayakismo es uno de los prodigios de la región, en donde puedes optar por diversas categorías de “extremo” (del I al IV en la escala), según el grado de dificultad y la fuerza de las aguas.

El río Pánuco presenta todos los grados de dificultad, pues sus características son muy particulares al ser una consecuencia de la unión entre los ríos Amajac y Moctezuma; el río Coy es una alternativa más tranquila, dando pie a la observación en kayak, rodeado de las faldas de la sierra de Huehuetlán.

Otras opciones extremas son la escalada y el descenso en río (o rafting), aunque también se pueden practicar actividades un poco más ligeras, como el camping, las cabalgatas y el ciclismo.

Guanajuato en las alturas

Nuestra última mención especial va para Guanajuato. Con un clima templado todo el año y paisajes de ensueño, aquí se pueden vivir aventuras inolvidables al aire libre gracias a sus terrenos montañosos y amplios espacios naturales, que incluyen a las reservas naturales de Las Palomas y Sierra de Lobos, así como la zona ecológica del Valle de Santiago.

Con todo, uno de sus mayores atractivos para deportes extremos son los cielos. Prácticas como volar en delta y parapentes son habituales para deleitarse con sus paisajes variados. Volar en globo aerostático también es común, desde donde se puede apreciar la magnificencia de Guanajuato en la tranquilidad de las alturas.