¿Cómo planificar un viaje a la Gran Muralla China?

 

Todos los años, miles de turistas de todo el planeta deciden viajar a China para conocer la Gran Muralla, una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno. Se trata de la mayor obra de ingeniería del planeta, construida bajo el imperio de la Dinastía Ming entre los siglos XV y XVI. ¿Cómo planificar un viaje para conocerla?

La mejor fecha para viajar

Se abre paso sobre desiertos y relieves montañosos a través del norte del país, para desembocar en la costa este. Tiene una longitud aproximada de 8.900 km y las secciones más populares y protegidas se encuentran alrededor de Beijing.

La primavera es una gran estación para viajar a China y visitar este destino, las temperaturas alcanzan los 24°C y se puede apreciar la belleza de su vegetación. Otoño también es recomendable, especialmente para practicar senderismo. ¿Y las otras estaciones? En verano está repleto de gente y hay más de 30°C; mientras que en invierno el clima es sumamente frío.

Comprar los boletos con anticipación

Una vez decidida la temporada indicada, se necesita cotizar las mejores opciones en cuanto a estadías y vuelos. Hacer la reservación en un hotel y conseguir tickets de avión con meses de antelación tiene ventajas, ya que se podrá acceder a precios más económicos. Para evitar complicaciones hay que tener en cuenta la posibilidad de comprar paquetes todo incluido por Internet.

La visa

Se requiere contar con un pasaporte y la visa china para poder entrar, permanecer y salir del país de destino. El documento mexicano debe tener una validez mínima de 6 meses, mientras que es obligatorio que el visado cumpla con la temporalidad suficiente para el plan de viaje. A no olvidar que al comenzar los trámites en la embajada es necesario presentar el boleto de avión. Estos documentos, además, son indispensables para registrarse en un hotel o cambiar dinero.

Otro dato importante para los viajeros es inscribirse en el Sistema de Registro para Mexicanos en el Exterior (SIRME), ya que así recibirán información de utilidad si se encuentran en condiciones adversas.

Rutas

Lamentablemente, no hay autobuses o trenes directos de Beijing a la Gran Muralla. Hacer transbordos puede ser algo más complicado para turistas que no hablan el idioma ni conocen el camino más apropiado. Por lo mismo, es recomendable tomar un tour privado que ofrezca un itinerario completo y personalizado; así no hay posibilidad de perderse ninguno de los atractivos del lugar.

Esta imponente construcción atraviesa nueve provincias y municipalidades: Gansu, Ningxia, Shaanxi, Shanxi, Mongolia Interior, Hebei, Tianjin, Beijing, y Liaoning. Las secciones más populares alrededor de Beijing son cinco: Jinshanling, Simatai, Jiankou, Badaling y Mutianyu. La primera de ellas es hermosa y forma parte de una ruta de senderismo que llega a Simatai. La última, a 1 hora y media de Beijing, es la más popular entre los extranjeros, ya que está completamente restaurada y cuenta con torres de vigilancia y fortalezas espaciosas, lo que la convierte en la más indicada para andar con niños y adultos mayores.

Precisamente por Mutianyu se lleva a cabo una de las excursiones más asombrosas, en donde es posible disfrutar de esta grandiosa obra arquitectónica en todo su esplendor.

Viajar a China y tener la posibilidad de conocer la Gran Muralla es una experiencia única en el mundo. Y lo mejor: llegar allá y recorrerla es más simple de lo que parece.