Hidalgo, abanico de posibilidades para visitar

Hidalgo en un estado con sabor minero, pues casi todas sus atracciones fueron minas. Seguramente ya has visitado algún rincón de Hidalgo, o por lo menos te han hablado de uno de sus tantos balnearios de aguas termales, los pastes, o la exquisita barbacoa y el pulque en los locales a lo largo de la carretera. ¡No te quedes con las ganas de visitar las maravillas de la Bella Airosa! Aprovecha su cercanía con la Ciudad de México y date la vuelta por alguno de los siguientes destinos.

Prismas Basálticos

Ubicados dentro de Huasca de Ocampo, se tratan de formaciones rocosas talladas por el agua durante millones de años, logrando una estructura geométrica perfecta y esplendorosa en compañía de sus cascadas. A su alrededor se encuentra un centro vacacional con renta de cuatrimotos, lanchas, tirolesa, canchas deportivas, albercas, y espacios para acampar o jugar gotcha.

Mineral del Chico

Este pueblo mágico se encuentra rodeado de naturaleza: bosques de pino, encino y oyamel. Para muestra, podemos mencionar el Mirador Panorámico en la comunidad de El Puente, Peña del Cuervo y el Parque Nacional El Chico; lugares que se prestan para observar la gran obra de la madre naturaleza. Sin olvidarse de sus raíces mineras, el pueblo mantiene abiertas a los visitantes las minas de Guadalupe y San Antonio, donde se ameniza la visita con historias, leyendas y explicaciones sobre los minerales que se extraían. Para los aventureros, la Vía Ferrata es ideal para conquistar las montañas –y el miedo a las alturas-.

Mundo Futbol en Pachuca

Este centro interactivo tiene como objetivo brindar la experiencia de ser un jugador profesional poniendo a prueba tus habilidades y conocimientos en futbol soccer. Cuenta con 4 salas temáticas y más de 50 exhibiciones interactivas que ofrecen actividades físicas, talleres, proyecciones, audios y multimedia interactivo. La entrada a Mundo Futbol no es muy cara, y si compruebas con tu identificación oficial que resides en el estado de Hidalgo, obtienes un descuento.

Geiser en Tecozautla

Este parque acuático cuenta con el clima perfecto para divertirse y obtener un momento de relajación y salud en cualquier época del año. El parque cuenta con albercas, áreas infantiles, tirolesa, hotel, cabañas familiares, área de acampar y la atracción principal de la cual obtiene su nombre: un respiradero de volcán donde sus aguas termales alcanzan una temperatura de 95°C.

Grutas de Tolantongo

De los destinos más conocidos de Hidalgo, las Grutas de Tolantongo son un paraíso en el cual se puede disfrutar de grutas y pozas termales que alcanzan hasta los 37°C. Además, cuenta con cascadas, un río termal, puente colgante y hasta la visita al interior de un túnel construido en la época de la Revolución Mexicana. También tienen zona para acampar, regaderas, baños, servicio médico y asadores; todo para que la visita sea única.

Tula de Allende

Tula es una de las zonas más importantes de contacto con la cultura Tolteca. En su Zona Arqueológica se encuentra un centro ceremonial, el Chac Mool –figura humana con un recipiente circular descansando en su vientre- y los reconocidos Atlantes de Tula: guerreros tallados en piedra basáltica y que miden más de 4 metros de altura. Además de historia, Tula ofrece también un parque ecoturístico, cascadas, balnearios, una antigua estación de ferrocarriles y el Andador Turístico Quetzalcóatl, que conecta el centro de Tula con la Zona Arqueológica.

Museo de Sitio Mina Acosta

Ubicada en el pueblo mágico de Real del Monte, este museo fue en la época de 1927 –y hasta 1985-, una mina activa. En ella se realizan recorridos mostrando los vestigios del trabajo minero, así como de las etapas históricas en la que se encontraba en funcionamiento: la colonia, la era del vapor y la llegada de la electricidad.

Museo de los Duendes en San Miguel Regla

Según las descripciones de los habitantes de Huasca de Ocampo, los duendes son “chamaquitos” parecidos a los niños, con una altura de entre 20 y 70 centímetros, cachetoncitos, de tez blanca y muy bien arreglados. Basado entre estas descripciones y otros relatos reales, se alza una casita de madera en San Miguel Regla conocida como el Museo de los Duendes.

En su interior, se exhibe una colección de figuras de duendes, elfos y hadas, además de fotos, testimonios y curiosos trenzados elaborados por estos seres de la naturaleza. Se dice que los duendes se divierten haciendo columpios trenzados en la crin de los caballos, además de tener un mensaje positivo sobre el cuidado de la naturaleza.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s